domingo, enero 9

El seis de enero...

Me puso a pensar en muchas cosas, contando lo que viví esa noche del seis; Y es que esté día, precisamente esté porque a mi casa no llega el viejo panzon, se ha convertido un revoltijo de mentiras! ¿Cómo es posible que me halla tragado el cuento de los reyes magos? Osea sí, es posible que hayan llegado al nacimiento del niño Jesús y eso, pero ¿Qué caso engañar a los niños? Osea para que solo busquen el momento de pillarte colocando los regalos debajo del árbol, que triste! Y cuando estás consiente que los reyes no son tan magos y que por saber la verdad y tener cierta edad ya no te traerán nada... ¿Cómo le explicas a un niño que el "Juegueton" no les puede llevar juguetes a niños de comunidades rurales sí se supone son "magos"? Pienso que cuando tenga mis respectivos hijos les hablare con la verdad: "es tradición que los papas compren a sus hijos regalos, juguetes, dulces o lo que sea que quieran en gesto de que los reyes magos hace mucho tiempo le llevaron regalos al niño Dios, pídeme lo que queras :)" Claro, siempre incluiría un libro en todos sus seis de Enero! :)


Esa misma noche me dí la arrepentida de mi vida al aceptar asistir con mi papá a casa de mi padrino donde cuatro viejos de aproximadamente 45 a 60 años, hablaron de hemorroides, chinches, ¿Twitter?, el alsa del precio en las tortillas y no sé que más! Aunque debo reconocer, ¡Fue divertido! 


Comentario de señor que me hizo soltar a reír hasta los huesos enfrente de todos:
"Yo el otro día tuve que ir en la NOCHE al aeropuerto de Tóluca a las 5:30 de la madrugada!"
Jajajaja nooooo?! enserio!!? jajaja Saludos! 


PD. Espero que sí les hallan traído algo a ustedes! Suertudotes! Y sí no, aquí están para que les den una buenas refrescadas! xD!! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres bailar? ;)