miércoles, julio 13

Ella no me necesita...

Porque no me habla a menos de que yo inicie la platica,
y cuando lo hace la aburro... no es su culpa, aburro a cualquiera,
y trato de no hacerlo, pero es inevitable. No tengo nada interesante que contar,
ni de vidas estrafalarias para hablar. Esto es así, quiero verla.... su cabello y la sonrisa
pero no quiero parecer hostigosa, así que creo que desapareceré sin más un buen rato.
Quería que pareciera este texto como poesía, y también quería, soñaba y anhelaba en tiempo presente,
que sea ella la que me busqué, me hablé, me necesité...

Que patética...

.
... tanto que no puedo dejar de escuchar está rola...

1 comentario:

  1. Seeee... eso mismito me pasó con Isabel.... hasta que dije -yo tampoco la necesito- Y el día que me despedí de ella sentí un peso menos de encima... aunque siempre la voy a querer y la voy a extrañar, ¿realmente es indispensable? Mejor sigo buscando... insisto: si nos aferramos a lo que nos corresponde no nos daremos cuenta cuando pase lo que nos corresponde.

    Por cierto, ¿me puedo desquitar? Yo soy harto interesante!!!! Ayyy... bueno, no, sigo de hikikomori.... Felicidades pues! a darle!

    ResponderEliminar

¿Quieres bailar? ;)