viernes, abril 13

Dije: "tratados internacionales" y me gané un punto en Derecho.

Dije: "-No *inserteaquínombrequeyonopuedomencionarlo* no puedes retirarte del juego, sí.. es que sí, retirarse del juego es muy cobarde..."

Y luego entendí el peso de mis palabras. Porque me paso regalando consejos a disestra y siniestra y yo no puedo aplicarlos a mi vida .-.

Extraño a ciertas personas... bueno, en realidad, sólo a una. Yo soy de esas que escarban la tierra hasta encontrar la raiz, que quiere respuestas y entender el por qué.

Y entendí que en realidad extraño mi vieja bella época. Sí.. como el disco reciente de Torreblanca.

Extraño.. extraño.. extraño... pero son cosas que ya pasaron. Y las personas cambian ¿Ya lo sabemos, no? Es que no extraño a esa persona con exactitud, extraño lo que ella era, no lo que se ha vuelto. Nada malo pero sí diferente...

¡Te extraño! Extraño tu magia y tu sencillez, que hables y cautivez. Que me hagas querer volar y ser mejor. Extraño todo eso. La confianza y los momentos. Extraño esas ganas de conocernos. De descubrirte y encontrame sólo en ti... La Cineteca, los museos y explorar obras de arte. Los conciertos y el jackdaniel's al salir.

pero yo también cambie (?)...
mañana hablo de mi.

Está entrada debió llamarse sopa de lentejas, de esas que tienen de todo y así..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres bailar? ;)