lunes, junio 18

Entrada sin nombre. Ironía.

"-¿Quién lavará la ropa? ¿Los trastes? ¿Fregará el piso? Sí me voy, no habrá nunca más quien te escuche toser en las noches. Ni quien te cuente historias fantásticas. No veras crecer barbas que piquen al besar, ni tus ojos llorarán cuando te sientes a mi lado mientras pico la cebolla, y los chiles y los tomates. ¿Pensaste bien tu decisión? No estaré aquí cuando el río inunde tu ser, ni cuando las estrellas se desborden de alegría en tu garganta. Te enseñé a cazar, a cantar, a caminar, a calcular. ¿Recuerdas la primera vez que bailamos y llevabas el vestido rojo que te cosí? Yo recuerdo eso y cuando me vaya...

"-¿Papá?"

"-¿Sí?"

"-Ya tengo cuarenta y tres, necesito mi espacio."

"-¡Vaya!... uno nunca deja de necesitar a sus padres. Cierra bien la puerta en las noches"

Se dirigió a la  puerta, la abrió, salió, no la cerro.

Nunca, nunca en su vida dejo de darme lecciones.















Foto: Dara Scully
http://cargocollective.com/

2 comentarios:

¿Quieres bailar? ;)