domingo, noviembre 11

Más cielo que maleza.


Doce al fin. ¿Cuántos días han pasado? Recuerdos de días que vienen y van, mil sonrisas que han cambiado, tres o cinco canciones con intención de ser de la otra. Un año ya. He de recordar el rostro de las cuadras por las que pasamos, sí hubo lluvia o no, quizá tu mano sobre mi hombro, en mi cabello, hace un año. 'Pero  sí quieres saber, todo esto fue por ti'. Luego, en ese lugar que llamaste 'guarida', luego esos nervios que recorrían todo, tu voz crujiendo mis entrañas, era un mismo sentir. Pero los meses pasan como luego se acaban los momentos, como deja de llover en sequía, como no explicarse para dónde ni por qué- Debemos olvidar ahora porque las promesas ya son cortas.

Ven a mi fiesta mañana, cantemos y riamos,  recordemos porque podemos, suframos y lloremos. Tener algo que aclarar, pasos para bailar, olvidarnos de todo y de todos, con alfombras y antifaces.

¿Es tan difícil encontrarnos?

Quizá sí nada pasa, querida Malicia, marcaste mi vida, la cambiaste de lugar, te ganaste mis noches y letras, te regalo ahora mismo: un ramo de margaritas.

1 comentario:

  1. La malicia debía quedarse guardada un rato más en nuestras vidas.


    Beso

    ResponderEliminar

¿Quieres bailar? ;)