lunes, marzo 18

Me mudo un ratito.

 
 
Probablemente no me encuentres.
No es que no quiera, Javiera, es que no puedo.
Ando buscándome y buscándote por todas partes,
lo único que encuentro, son, siluetas borrosas, tachadas,
recuerdos pero no situaciones.
No me encuentro.
No lo llames a él.
Repeticiones en el sofá de la sala,
en las llantas viejas del taxi al que no nos subimos.
Piensa en mi.
Te enviaré una postal, desde la Estela de Luz que diga:
Quiero celebrar contigo mis veintes.
En este blog no, Javiera, porque ya encontré otro lugar para habitar.
Llámame a mi, no lo llames a él.
 

4 comentarios:

  1. Los ires te llevan, y loa venires te regresaràn a donde quieres estar.


    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Es realmente bella la reflexión y las letras que dan cuerpo a ésta.
    Mi más sincera enhorabuena.
    Besos
    Marcelo
    Cirujano Especialista en cirugia de nariz

    ResponderEliminar
  3. Gracias por no olvidarme. Me gusta la foto llena de fotos de Pizarnik en el otro blog. Me gusta Pizarnik. Me gustan las estéticas de tus blogs, aunque al tumblr no le acabo de entender. Mariposas salvajes.

    ResponderEliminar

¿Quieres bailar? ;)